Cambiarte de casa siempre es algo positivo, implica nuevos retos, conocer nuevas personas, cambiar tus rutinas y adaptarte a otras, etc. Sin embargo, dejar atrás todo lo que ya tenías puede ser complicado y más aún si tienes hijos pequeños quienes ya estaban adaptados a un estilo de vida.

A continuación te comparto 4 consejos que te pueden ayudar a que este cambio sea fácil para tus pequeños.

1) Comunicación

Es muy importante que exista una comunicación previa para que se vayan adaptando a lo que viene y no sea un motivo de ansiedad para ellos. De ser posible muéstrales la nueva casa y los lugares cercanos donde se podrán divertir juntos.

2) Despedida

Permite que tus pequeños se despidan de su habitación, del cuarto de juegos y sobre todo de sus amigos y vecinos con los que han compartido muchas aventuras.

3) La mudanza

Tus pequeños deben de formar parte del proceso de mudanza para que vayan comprendiendo lo que va a pasar y unas manos extras nunca te caerán mal para empacar las cosas, así que asígnales tareas para que sean responsables del cambio que viene.

4) La habitación más importante

Una vez en el nuevo hogar, te recomendamos que lo primero que quede listo sea el cuarto de los pequeños, ya que ellos ayudaron a empacar sus cosas, también pueden ayudar a desempacar y a acomodar, de esta forma podrán comenzar a adaptarse más rápido.

¿Cómo has resuelto este tema de mudanza con pequeños? Cuéntanos tus experiencias.


 

Autor

Jorge Letayf

Director de Mercadotecnia RE/MAX México