1) Calcula tu capacidad de ahorro/desembolso

Ingreso fijo (últimos 6 meses) Gastos fijos (últimos 6 meses) Capacidad de ahorro (ingreso fijo-gasto fijo 6) Capacidad de desembolso= capacidad de ahorro x .25 + tu renta actual. *Esta cantidad no puede exceder el 25% de tus ingresos.

Puedes consultar este artículo donde podrás descargar una tabla de excel que te ayudará a calcular lo que puedes pagar de un crédito hipotecario.

2) Primero tramita el crédito, después busca la casa

Evita mensualidades que están fuera de tus capacidades y no comprometas tu estabilidad económica en el futuro.

3) Costos post-compra

Hay costos asociados a la compra de una casa que vas a tener que tomar en cuenta: mudanza, costos con tu casero actual, cuotas de mantenimiento del nuevo inmueble, etc.

4) CAT, Tasa de Interés, Tasa de Amortización, Mensualidad

Pide a los bancos dónde vas a cotizar que te den una corrida financiera con el monto del crédito, el valor del inmueble, desglose mensual del salido inicial y el pago mensual especificando cuánto se va a seguros, intereses, capital y saldo fijo. Así podrás sacar lo que realmente estás pagando.

5) Costos relacionados a la contratación

A la hora de tramitar el crédito hipotecario es importante que tomes en cuenta que no todo está incluido en el préstamo bancario. Además del enganche vas a tener que desembolsar de tus ahorros entre el 4.5 y 10% del valor del inmueble y que corresponden a:

  • Gastos notariales: implican un costo adicional. En la Ciudad de México representa alrededor de un 7% del valor del inmueble, mientras que en el interior entre 4.5 y 5%.
  • Avalúo: en promedio, $3,500 pesos por cada millón de pesos del costo del inmueble.
  • Comisiones: comúnmente las instituciones financieras te cobran una comisión por apertura que va del 1% al 2% sobre el monto del crédito a otorgar.

 

Autor

Jorge Letayf

Director de Mercadotecnia RE/MAX México