En algunas ocasiones el momento de mudarnos llega inesperadamente y esto puede ser un verdadero desastre aparte de mucho estrés.
Esperamos que con estos consejos puedas hacer una mudanza rápida y sin olvidar cosas.
1. Reúne tus herramientas.
Elige un lugar específico para que sea tu estación de empaque, de esta forma no estarás paseando por toda la casa con una caja en la mano viendo que puedes guardar. En este lugar tendrás tus herramientas de empaque como plumones, cajas, cinta adhesiva, etc.
2. Diseña una estrategia.
Empaca cosas vitales en cajas marcadas especialmente. Estas deben de incluir cosas que necesites de primera mano al llegar a tu nuevo hogar, tales como: sábanas, cobertores, almohadas, cargadores de celular, una muda de ropa, papel higiénico, jabón, shampoo, etc. Otra estrategia puede ser agrupar las cajas y marcarlas con el lugar de destino, como cocina, cuarto principal, baño 1, etc.
3. No solo las cajas sirven.
Puedes comprar bolsas de basura grandes de dos colores diferentes, uno para cosas para tirar y uno para empacar, esto es muy útil con ropa que puedes meter doblada y se puede comprimir para ahorrar espacio de la mudanza.
4. No te olvides de los cajones.
Si tuviste la oportunidad de contratar mudanza profesional (y no amigos con espaldas delicadas), utiliza los cajones de tu ropero para transportar cosas sin tener que sacarlas de ahí, así no tendrás que desempacar.
5. Cuidado con el peso.
Utiliza las cajas grandes para cosas ligeras y las pequeñas para cosas pesadas, esto evitará que se abran debajo y se estropeen tus pertenencias.
6. Olvídate de doblar ropa.
Puedes utilizar palos de escoba para transportar tu ropa sin tener que sacarla de los ganchos y después volverla a colgar.
Esperamos que estos consejos hayan sido útiles para tu próximo cambio, y si ya tienes todo empacado, acércate a uno de nuestros asesores inmobiliarios quien te ayudará a encontrar tu nuevo hogar.


¿Te gustó este artículo? Compártelo en tus redes
0