Vender tu casa o departamento por primera vez es un juego muy diferente al que jugaste cuando compraste tu casa o departamento.

En última instancia, tienes el control del proceso ya que la decisión final entre si se hace la operación o no es tuya. Sin embargo, es posible que los siguientes consejos te ayuden a que ese proceso se lleve de la mejor forma:

1. Contrata a un Asesor Inmobiliario con experiencia

Una transacción de bienes raíces está llena de complejidades y matices donde un Asesor profesional experimentado puede ayudarte. Pregunta a tus amigos y familiares para que te recomienden a un asesor que hayan utilizado o puedes buscar uno en tu Oficina REMAX más cercana. Encuéntralo AQUÍ.

2. Desapégate del proceso

Durante tu vida en esa casa o departamento, has creado muchos recuerdos, por lo que decir adiós no es tan fácil. Y precisamente estos recuerdos se pueden interponer en el proceso al momento de tomar decisiones, principalmente cuando se trata de fijar el precio de tu inmueble. Piensa que es oportunidad para que otras personas creen nuevos momentos.

3. No sobre-vendas tu inmueble

Algunos vendedores pueden pensar que al sobre valorar su casa o departamento obtendrán mayor rendimiento. Sin embargo, si tu precio es competitivo, generarás una serie de múltiples ofertas a diferencia de tener un precio elevado, y lo más importante el tiempo de venta se reduce.

4. Haz las reparaciones / mejoras necesarias

Asegúrate de que todos los sistemas y aparatos funcionen correctamente, ya que estos elementos pueden perjudicarte cuando los posibles compradores inspeccionen tu casa. Por otro lado considera que los nuevos inquilinos harán algunas modificaciones, por lo que no deberás de invertir mucho en reparaciones.

5. La primera impresión no se olvida

La fachada de tu casa es lo primero que verán tanto en persona como en fotografía, por lo que debes de considerar algunas mejoras, probablemente una puerta nueva, una capa de pintura o simplemente lavarla con una manguera de presión para eliminar la suciedad acumulada. Un poco de esfuerzo puede asegurarte una venta rápida.

6. Prepárate para el cierre

Una vez que has aceptado una oferta y se firmó un acuerdo de venta, comienza el proceso de cierre, donde tendrás una reunión final con el comprador, los Asesores inmobiliarios Involucrados y el algunos casos, abogados y o notarios. Este es un proceso para el cuál tu Asesor Inmobiliario debe de contar con mucha experiencia para asesorarte en todo momento y que la reunión de cierre sea todo un éxito.

¿Estás listo para vender? Encuentra a un Asesor Inmobiliario REMAX que te pueda ayudar en tu proceso.


 

¡Déjanos un comentario!

5 + 6 =

Autor

Jorge Letayf

Director de Mercadotecnia RE/MAX México

¿Te gustó este artículo? Compártelo en tus redes
0