Cuida tu alimentación de manera inteligente durante tu día en el trabajo


Estando en la oficina, es muy común que no se respeten los horarios para alimentarnos lo que, generalmente, nos lleva a comer cosas que no benefician en nada a nuestro cuerpo, y afectan nuestro rendimiento durante el día.

Por ello es recomendable que preparemos con antelación nuestra propia comida, y evitar consumir alimentos en restaurantes cercanos, o la comida chatarra de la “tiendita”.

La clave está en las porciones, solo así comeremos para no quedarnos con hambre, no al extremo de sentirnos pésimo por mal pasarnos.

Si tienes dudas con respecto a qué nutrientes le faltan a tu organismo y llevar una dieta o plan alimenticio, consulta a un nutriólogo para que te oriente en cuanto a qué alimentos debes consumir para rendir más, y te lleve un control de peso, etc. Lo normal es que comas frutas y verduras por lo menos 2 veces al día y tomes mucha agua durante el día (2 litros).

Nunca te brinques el desayuno, ya que es vital para tu cuerpo, ya que es el primer alimento que recibe y asimila. Lleva contigo siempre barritas de cereales, fruta, yogurt, etc. alimentos que te saquen del apuro si ya vas con el tiempo encima.

Siguiendo estas recomendaciones que son de cajón, y combinando con alguna actividad física, por lo menos 30 minutos, te sentirás con energía mientras nutres tu cuerpo.

Y recuerda, si te sientes bien por dentro, se nota.

Comparte el contenido con un click
0