Todos cometemos errores, pero algunos pueden dañar tu negocio.

Todas las empresas suelen tener dificultades a la hora de implementar sus estrategias de marketing. En el caso de los agentes inmobiliarios, estos errores pueden ocasionar la pérdida de clientes potenciales.

Aquí te dejamos una lista con los errores más comunes y que no debes cometer.

1) Resuelve las quejas de los clientes: las personas recuerdan lo malo y lo desagradable, después lo bueno

De acuerdo a estudios, un mal servicio al cliente recibe mucha más publicidad que un excelente servicio.

Una encuesta realizada por American Express en 2014 reveló que el 60% de los encuestados solían compartir con sus conocidos y amigos sus malas experiencias de servicio al cliente, mientras que no hacían lo mismo si recibían un buen servicio.

Si bien hay muchos agentes que creen que la mala publicidad sigue siendo una buena estrategia de marketing, ya que las personas siguen hablando de nuestra marca, en la actualidad no funciona así. Los consumidores quieren algo más que solo un producto. Así que, comienza a atender el teléfono, mails y los comentarios en redes sociales.

Recuerda que el marketing de boca en boca es una herramienta muy útil y poderosa pero solo si se habla de nuestra marca de forma positiva. ¡No seas tímido! Pide referencias a tus clientes o graba testimoniales y úsalos en tu página.

2) Tener un horario estricto: No contestas teléfonos, mails o mensajes después de finalizadas tus 8 horas de trabajo

Si eres de esos agentes que trabaja su jornada de 8 horas y después desaparece del mundo inmobiliario, lamentamos informarte que los clientes acudirán en busca de otra persona para realizar la venta de su propiedad. Recuerda que buscas ganarte la confianza de tu cliente y, eso significa, que lo ayudarás en todo su proceso y resolverás sus dudas.

No quiere decir que contestes mensajes o llamadas en la madrugada, pero responder una llamada en la noche o contestar un mail después del trabajo puede ser muy benéfico.

Según Marketing Metrics, la probabilidad de vender a un nuevo cliente potencial es sólo del 5 al 20 por ciento, mientras que la probabilidad de vender a un cliente existente es del 60 al 70 por ciento. En otras palabras, es mucho más barato y más sencillo retener un cliente que buscar uno nuevo.

3) Disfrazar las propiedades

Nada es más molesto para los clientes qué ver fotos fantásticas en los anuncios, ilusionarse con la propiedad y llegar a una casa que no se asemeja nada a la que vimos en las fotografías.

Si bien de la vista nace el amor, y por ello, miles de agentes de bienes raíces están recurriendo al uso del marketing visual como estrategia de venta, una cosa es contar con fotografías profesionales que resaltan los espacios y los detalles de la propiedad y otra es usar Photoshop para realizar cambios significativos en la imagen, como añadir árboles o jardines inexistentes o cambiar los tonos de la pintura de la fachada.

Asegúrate de que tus fotos sean claras, coherentes y muestren el potencial del inmueble. Crea un storytelling con ellas. Con las fotografías puedes llevarlos a un recorrido: comienza con fotos de fachada, sigue con las de la sala, el comedor y después la cocina; sigue por las escaleras al primer piso y llévalos por la recámara principal y continúa con las más pequeñas.

Si has cometido alguno de estos errores, tal vez sea momento de comenzar a realizar algunos cambios para mejorar tu imagen personal y el branding de tu negocio.


 

Autor

Jorge Letayf

Director de Mercadotecnia RE/MAX México