1) ¡No cargues con lo que ya no necesitas!

Sabemos lo que implica realizar una mudanza, y que cuando comienzas a organizar todo en cajas, salen cosas que nunca has usado, o dejaste de usar, por lo que es hora de considerar vender o donar a la caridad.

2) Prepara las cosas para venderlas

Identifica las cosas que ya no necesitas, y sepáralas en algún lugar para evitar que se confundan con las que si usarás.

3) Selecciona la fecha y anuncia tu venta

Cuando estés por anunciar tu venta, asegúrate de que no hay eventos que impidan que la gente llegue a tu puerta, y procura anunciarte en las esquinas de las calles cercanas y avenidas más transitadas.

5) Presentación de las cosas

Si quieres que se lleven esa blusa que alucinas, o esos tacones que por alguna razón compraste y nunca los usaste, procura colgar en ganchos la ropa para que tenga mejor visibilidad, y los zapatos irlos separando por pares. Funciona colocar pequeños cestos con cosas pequeñas sobre las mesas, así como floreros, alajeros, libretas, discos en cajas, todo perfectamente rotulado. Separar lo deportivo de lo casual o lo elegante, a manera de darle presentación.

5) Deja que prueben las cosas

El permitir que las personas se prueben las cosas o prueben las cosas que vendes, te permitirá tratar a esa persona para animarla y que compre tus cosas. Pon un espejo a la vista cerca de la ropa para que puedan ver como les queda. La interacción es muy importante.

6) La unión hace la fuerza

Invita a tus amigos y familiares para que pongan en venta cosas que ellos no necesiten en tu garage.

¡Éxito con tu venta! 🙂


 

Autor

Jorge Letayf

Director de Mercadotecnia RE/MAX México