En artículos anteriores te he compartido cómo ha evolucionado la forma en la que nos comunicamos con otras personas, y por supuesto, con nuestros clientes. Y precisamente por esto necesitas tener mucho cuidado con la forma en la que redactas desde un mensaje por WhastApp hasta un correo electrónico o contrato.

Así que te quiero compartir algunas reglas ortográficas básicas para que la comunicación con tus clientes no sea una barrera en tus negociaciones.

1) Uso de mayúsculas

Escribir toda una oración con letras mayúsculas es significado de que le estás gritando a tu interlocutor así que utilízalas solamente en las siguientes situaciones:

  • Al principio de un escrito.
  • Después de punto y seguido, punto y aparte.
  • Al escribir nombres propios y los nombres dados a animales.
  • Todos los nombres geográficos.
  • Sobrenombres.
  • Los títulos de obras: “El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha.”
  • Títulos de dependencias gubernamentales o departamentos empresariales (Secretaria, Gerente de Ventas, etc.)
  • Números romanos.
  • Nombres de Instituciones.
  • Nombres de las ciencias: Biología, Psicología, etc.
  • Y por último, las mayúsculas sí se acentúan.

2) Haber y A ver

Puede ser una expresión de expectativa: “A ver cuándo me pagan”, “A ver qué pasa”. También se utiliza como una solicitud para mirar u observar algo: “¿A ver?” Se emplea al principio de una orden o llamada de atención: “A ver, ¡ya basta!”, “A ver, ven aquí”.

Haber es un verbo en infinitivo y se utiliza como auxiliar seguido de un participio: “De haber sabido”, “No sé qué pude haber hecho”. También es un sustantivo que significa el conjunto de bienes o pertenencias de una persona: “Tiene muchos libros en su haber”.

3) Los porqués

Hay cuatro formas y casi siempre las empleamos mal.

  • Porque: conjunción para expresar causa. Ejemplo: “Me pidió dinero porque le robaron la cartera”.
  • Porqué: sustantivo que significa causa, motivo o razón. Ejemplo: “Nos dedicamos a filosofar del porqué de nuestra existencia”.
  • Por qué: preposición seguida de la interrogación o exclamación qué. Ejemplo: “¿Por qué cancelaste la reunión?”
  • Por que: preposición seguida de la conjunción subordinante que. Ejemplo: “Votamos por que se restituyan las reglas vecinales del año pasado”.

4) La “N” y “M”

Siempre coloca “M” antes de “B” o “P” y la letra “N” siempre antes de “V”, por ejemplo: embaucar, empezar, envase.

5) Uso de la “Z”

La letra “Z” se puede utilizar con todas las vocales menos con la “E” y con la “I”. En estos casos la “Z” se sustituye por la letra “C”, ejemplo: celeste, zorro, cacería.

6) Uso de la coma

Una coma puede ser una pausa:

  • No, espere.
  • No esperé.

Puede desaparecer tu dinero:

  • $23,400
  • $2,340

Puede condenar o salvar:

  • ¡No tenga clemencia!
  • ¡No, tenga clemencia!

Puede cambiar una opinión:

  • No queremos saber.
  • No, queremos saber.

Puede ser la solución:

  • Vamos a perder, muy poco se resolvió.
  • Vamos a perder muy poco, se resolvió.

Acerca del autor

Con más de 10 años de experiencia en desarrollo de estrategias de marketing tanto BTL/ATL como digital, me he convertido en un apasionado de las nuevas tendencias de marketing y la forma en la que las empresas se pueden apoyar de la tecnología para alcanzar sus objetivos y sobre todo, para generar mejores experiencias con sus clientes.

Jorge Letayf

Director de Mercadotecnia, RE/MAX México