Trabajar más no necesariamente quiere decir trabajar mejor. Existen muchas formas de ser más inteligente en tu trabajo y que tus resultados sean los esperados.

1) Aprovecha el “Efecto Compuesto”

Esta teoría de crecimiento exponencial es muy práctica y fácil de aplicar a tu vida profesional, solo debes de cambiar el enfoque de tus objetivos, es decir, no persigas el dinero o la comisión, concentra toda tu energía en satisfacer las necesidades de tus clientes pensando solamente en ayudarlos, con esto estarás superando sus expectativas y se de o no la venta seguramente habrás ganado a una persona que sin dudarlo te va a recomendar con alguien más.

“El interés compuesto es la octava maravilla del mundo, Aquél que lo entiende, gana de él, aquél que no, lo paga” – Albert Einstein

Un cliente satisfecho te va a recomendar con dos o tres personas, y al atender a esos referidos te recomendarán con más personas. Te sorprenderás de los resultados que vas a obtener al cambiar tu enfoque.

2) Mide tus actividades

Como te lo he compartido en otros artículos, lo que no se mide se muere. Si tienes muy bien definidos tus objetivos, es sumamente importante que registres todas tus actividades y sus resultados para que tengas elementos tangibles de lo que sí da resultado y de lo que necesita ajustes.

3) Aprovecha las mañanas

Muchos especialistas en administración del tiempo coinciden en que los seres humanos estamos más concentrados por las mañanas, por lo que debes preparar tu agenda para realizar las actividades que requieren de mayor concentración entre las 7 am y 12 pm, en ese periodo de tiempo nuestro cerebro funciona mejor. No te olvides de mantenerte oxigenado consumiendo agua y procura evitar azúcares, te recomiendo sustituirlas por semillas, nueces o algo de verdura.

4) Evita distractores

Cualquier cosa que te interrumpe mientras estás concentrado en tu trabajo y no contribuye con alcanzar tus objetivos es considerado un distractor, así que establece horarios para platicar con amigos, revisar redes sociales y relajarte. Te sorprenderás de lo que tu mente es capaz de hacer cuando evitas distractores.

5) Automatiza

En ocasiones este concepto lo asociamos con tecnología, pero hay muchas cosas que puedes automatizar para evitar perdida de tiempo como por ejemplo: tener una plantilla de power point para tus presentaciones o una carta modelo para tus contratos, texto ya redactado para algunas respuestas o correos electrónicos donde solo debas cambiar algo de información, la idea es que no tengas que hacer todo o casi todo siempre. Hasta las automatizaciones más pequeñas harán una gran diferencia.

6) Descansa

Todo ser humano se agota de sus actividades. Si en algún momento te sientes fuera de foco o sumamente agotado y no puedes resolver algún tipo de situación, date un respiro, descansa, duerme, etc. y regresa al día siguiente completamente energizado, a veces nuestro cerebro resuelve el problema por nosotros cuando le damos un descanso.

¿Te hacen sentido estos consejos? Cuéntame haces para mejorar tu productividad.


 

Autor

Jorge Letayf

Director de Mercadotecnia RE/MAX México

A %d blogueros les gusta esto: